Fundación Esclerosis Múltiple Madrid

centro de rehabilitación FEMM
  • MI ESPACIO
  • recordar contraseña
Inicio > Sensibilizacion > Agenda Femm > noticias > Pautas y síntomas para prevenir una intervención tardía en logopedia

AGENDA FEMM

 
Pautas y síntomas para prevenir una intervención tardía en logopedia el 2 Octubre 2018 noticias

Es importante saber en qué momento se debe acudir al logopeda y perder el miedo a hacerlo.

Normalmente, la figura del logopeda se suele asociar más a niños que a adultos. Las personas que, en edad adulta, acuden a este profesional se enfrentan en muchas ocasiones a un entorno que cuestiona y no entiende esta necesidad: “¿Para qué vas al logopeda? Si tú hablas muy bien”.

Lo que se desconoce es que la logopedia es una disciplina que engloba mucho más que “ayudar a hablar bien”. Es por este motivo que, en muchas ocasiones, se dan casos de diagnósticos tardíos fruto de un deterioro demasiado evidente ya y más grave de lo que hubiera sido si se hubiera intervenido a tiempo.

Por este motivo es importante hacer hincapié en algunos de los síntomas que se pueden presentar de manera leve, moderada o severa y que pueden indicar la necesidad de realizar una valoración por parte de un logopeda para recomendar si precisa tratamiento.

Síntomas a nivel vocal

  • Cambios en la calidad de la voz: más grave o más aguda, menos modulada, periodos de afonía sin causa aparente…
  • Voz más débil, que dificulta hablar sobre todo cuando hay ruido o distancia.
  • Voz con un volumen más elevado y descontrolado.
  • Voz nasalizada.
  • Fatiga durante el habla o falta de aire al hablar.
  • Carraspeo frecuente.

Síntomas a nivel muscular

  • Falta o exceso de fuerza en los labios o en la lengua.
  • Dificultad para realizar el enjuague bucal.
  • Problemas para inflar un globo.
  • Dolor de trigémino.
  • Sensación de acorchamiento de la cara.
  • Desviación de la comisura labial (asimetrías faciales).

Síntomas a nivel articulatorio

  • Dificultades para pronunciar algunos sonidos.
  • Habla más enlentecida.
  • Habla más acelerada.
  • Bloqueos o repeticiones de algunos sonidos durante el discurso.

Síntomas a nivel de lenguaje

  • Dificultades para entender en las conversaciones y gran esfuerzo para lograrlo.
  • Querer decir algo pero no encontrar la palabra (fenómeno de la ‘punta de la lengua’).
  • Leer y no comprender nada o sólo parte.
  • Eliminar letras o palabras durante la escritura.

Síntomas a nivel deglutorio

  • Escape de líquido o saliva de la boca.
  • Cambio en el gusto de las comidas; sensación de sabores distintos o más tenues.
  • Emplear más de una hora en comer.
  • Tos antes, durante o después de la comida.
  • Cambios en la voz mientras se come.
  • Atragantamientos.

Estos son algunos de los muchos síntomas que pueden ser susceptibles de intervención por parte de un logopeda. Lo importante es saber en qué momento se debe acudir al logopeda y perder el miedo a hacerlo, ya que esto implica muchas veces un retraso considerable en el tratamiento que repercute, a su vez, en la calidad de vida de la persona.

Si tienes estos síntomas, en la FEMM podemos ayudarte desde el servicio de logopedia. No dudes en contactar con nosotros en el 91 399 32 45.

Foto: freepik.com

Fuente: Servicio de Logopedia

Fotos
Compártelo: 
LinkedIn
  • fachada de la sede de la FEMM en madrid
  • manos unidas formando un círculo
  • imagen con el catálogo de productos solidarios de la FEMM